Los quistes ováricos son sacos o bolsas llenas de líquido que se desarrollan dentro o en la superficie de uno o ambos ovarios de la mujer. La mayoría de las mujeres desarrollarán al menos un quiste en algún momento de sus vidas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la mayoría de las mujeres premenopáusicas los tienen en una o más veces en su vida, mientras que hasta un 14,8 por ciento de las mujeres los tienen después de la menopausia.
Close up of woman belly with hot water bottle in bed
La mayoría de los quistes ováricos se consideran funcionales, lo que significa que se producen normalmente durante el ciclo menstrual y no son una parte de un proceso de la enfermedad.

Por lo general son benignos y aparecen sin ninguna razón aparente. Los Quistes patológicos, por otro lado, pueden ser ya sea benignos o cancerosos.

A menudo las personas no son conscientes de los quistes de ovario, ya que por lo general no causan ningún problema. Sin embargo, en algunos casos pueden causar síntomas como hinchazón abdominal, dolor durante las evacuaciones, irregularidades menstruales, dolor pélvico antes o durante el ciclo menstrual, dolor durante las relaciones sexuales, dolor en la parte baja de la espalda o los muslos, la presión en el recto o la vejiga, náuseas y vómitos. Ciertos tipos de quistes en los ovarios también pueden causar disminución de la fertilidad.

En muchos casos, los quistes ováricos desaparecen por sí solos dentro de unos meses. Sin embargo, si causan incomodidad, hay muchos remedios naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas y reducir el tamaño de los quistes.

Remedios caseros para los quistes de ovario

Aquí están los 5 mejores remedios caseros para los quistes ováricos.

1. Calor

El calor se dice que es muy eficaz en la reducción de los calambres musculares o dolor en el abdomen debido a los quistes ováricos.

Coloque una almohadilla eléctrica o bolsa de agua caliente en su área pélvica y abdomen.
Haga esto por lo menos 15 minutos.
Siga este remedio siempre que experimente dolor en el abdomen para el alivio rápido.

2. Aceite de ricino

El aceite de ricino es un remedio antiguo para los quistes ováricos. El aceite de ricino despeja el cuerpo del exceso de tejidos y toxinas. También estimula los sistemas linfático y circulatorio, lo que ayuda a reducir y disolver los quistes ováricos.

Doble un paño de franela grande como para hacer dos o tres capas de espesor. Asegúrese de que el paño doblado es lo suficientemente grande como para cubrir todo el abdomen.
Rocíe unas dos cucharadas de aceite de ricino en la tela. Doble la tela por la mitad para saturar y luego deberá desplegarla.
Ponga el paño de franela en su abdomen.
Cubrir el paño de aceite de ricino con plástico y luego con una toalla vieja.
Coloque una bolsa de agua caliente sobre la toalla y luego cubrirse con una manta caliente.
Deje el paquete de aceite de ricino por lo menos 30 minutos y luego retírelo.
Repita el proceso de tres veces a la semana durante tres meses.

Para quitar grasa de la piel después de usar el paquete de aceite de ricino, puede lavar la zona tratada con una solución de tres cucharadas de bicarbonato de sodio mezclado en un cuarto de taza de agua.

Nota: No utilice paquetes de aceite de ricino durante la menstruación. Si usted está tratando de concebir entonces no utilizar este recurso después de la ovulación.

3. Sal de Epsom Bath

Un baño de sal de Epsom también será de gran ayuda para reducir el dolor y otros síntomas asociados con quistes ováricos. El contenido de sulfato de magnesio en la sal de Epsom funciona como un relajante muscular que a su vez alivia el dolor.

Añadir una taza de sal Epsom a su bañera llena de agua tibia.
Añadir de cinco a 10 gotas de aceites esenciales como lavanda, rosa o jazmín.
Agotar durante unos pocos minutos para que la sal se disuelva.
Remoje su parte inferior del cuerpo en el agua durante 20 a 30 minutos.
Siga este remedio una vez al día.

4. Té de Manzanilla

El Té de hierbas como el té de manzanilla también se considera un buen remedio para el tratamiento de los quistes ováricos y el dolor asociado y el malestar. El efecto sedante suave del té de manzanilla reducirá el dolor y va a ayudar a que se relaje. Además, la naturaleza cálida de este té también ayudará a regular los períodos irregulares, estimulando el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero.

Mezcle dos cucharadas de manzanilla seca en una taza de agua caliente.
Tapar y dejar reposar durante cinco minutos.
Cuele, agregue una cucharadita de miel y beber el té.
Usted puede beber dos a tres tazas de té de manzanilla diariamente hasta que se deshaga del problema.

5. vinagre de manzana

El vinagre de manzana puede ayudar a reducir y disolver los quistes ováricos causados por la deficiencia de potasio. Tiene un alto contenido en potasio y es recomendado por muchos expertos en salud.

Añadir una cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua tibia.
Mezclar una cucharada de melaza negra.
Beba uno o dos vasos de esta solución diariamente.
Siga este remedio hasta que los quistes desaparezcan por completo.

Este remedio también ayudará con los síntomas de sangrado menstrual excesivo, así como con la hinchazón y los calambres durante los períodos.

Revise aquí el mejor tratamiento natural para curar los quistes ováricos.

Share